Art�culos de embarazo y ovulaci�n

¿Puedo usar una sauna o jacuzzi si estoy embarazada?

Se ha investigado poco sobre el uso de saunas, jacuzzis e instalaciones de ocio similares durante el embarazo. Sin embargo, al igual que aconsejamos sobre tomar baños de agua caliente durante la gestación, es aconsejable evitar estar demasiado tiempo a temperaturas extremas debido a los riesgos de deshidratación, sobrecalentamiento y desmayos.

Durante el embarazo, es muy probable que te sienta más acalorada de lo normal. Esto es debido a los cambios hormonales y un incremento en el suministro de sangre a la piel. Estos cambios hormonales también pueden a menudo hacer que las mujeres embarazadas se sientan débiles.
Cuando se utiliza un sauna, jacuzzi, bañera de hidromasaje o baño de vapor el cuerpo no puede perder calor con eficacia por el sudor. La temperatura central del cuerpo por lo tanto se eleva. Cabe la posibilidad de que un aumento significativo en la temperatura del cuerpo afecte el desarrollo del bebé, sobre todo en las primeras 12 semanas de embarazo.

Si estás embarazada puedes sentir más calor y sudar más. Esto es debido a los cambios hormonales y un mayor suministro de sangre a la piel. Por lo tanto, es posible que ya quieras evitar estas actividades que potencian esta sensación de calor.

Sensación de desmayo

Si aumentas la temperatura provocarás que más sangre fluya cerca de la piel, para ayudar a enfriar tu cuerpo por el sudor. Esto significa menos flujo de sangre a los órganos internos como el cerebro. Si esto sucede, el cerebro no puede obtener suficiente sangre y, por lo tanto, oxígeno. Esto puede hacer que te marees.

Durante el embarazo, los cambios hormonales en tu cuerpo pueden provocar que te marees con más frecuencia, echar un ojo a los síntomas más frecuentes de las mujeres en periodo de gestación. Evita situaciones en las que aumente demasiado la temperatura, como puede ser un jacuzzi, sauna o baño de vapor.

Temperatura del agua

La Sociedad Española de Ginecología y Obstetricia recomienda que si haces ejercicio en el agua, por ejemplo, en una clase prenatal, la temperatura del agua no debe ser superior a 32 ° C (89,6 ° F).
Si utilizas una piscina de hidroterapia (un especial piscina de poca profundidad en caliente), la temperatura no debe ser superior a 35 ° C (95 ° F).
Algunos baños calientes pueden estar a 40 ° C (104 ° F), por lo que mejor evitarlos.

Saber si estás embarazada

Recuerda, que si vas a utilizar alguno de estos servicios y cabe la posibilidad de que estés embarazada realices antes de nada una prueba que te confirme si estás embarazada o no, para asegurarte y tomar las precauciones necesarias.

¿Puedo usar una sauna o jacuzzi si estoy embarazada?
4.8 (96.67%) 6 votes